9/1/07

Violencia de Estado

Según Max Weber, el Estado es un “instituto político de actividad continuada cuando y en la medida en que su cuadro administrativo mantenga con éxito la pretensión al monopolio legitimo de la coacción física para el matenimiento del orden vigente”.
Para que el Estado pueda mantener su control político debe de contar con una forma de coacción instaurada en la fuerza publica; es una falacia pensar que las policias del Estado mexicano, así como los militares esten al servicio del pueblo.
La fuerza de coacción pública, que legalmente puede hacer uso de la represión para administrar el conflicto y evitar que el Estado pueda ser trastocado; está, siempre y en todo momento, al servicio del Estado.
El Estado no es el pueblo, el Estado es aquella élite política que ha logrado conquistar el poder político mediante procesos ficticios de transmisión de poder de dirigencia, como las elecciones en la democracia.
Con el pretexto de mantener el Estado de derecho del Estado mexicano, que como habia mencionado en un anterior escrito, se encuentra en una neurosis continua, se pueden cometer las peores aberraciones y vejaciones, en contra de aquellos subersivos que pongan en peligro su legitimidad.
El Estado mantiene sus intereses de esta manera; el pueblo en tal caso, sólo tiene el papel de legitimar una dirigencia política mediante un voto controlado y sin validez absoluta, en el momento de las desiciones de la nación.
¡Hasta donde soportara el pueblo estas vegaciones!

1 comentario:

Dr. Flaco dijo...

lei solo lo último que escribiste...y creo que tienes bastante razón.

acá en chile había un locutor de radio (rock&pop) que decía siempre que se tocaban estos temas sociales "por que el pueblo debe temerle al estado, por que tenemos que tener miedo de decir lo que pensamos como cuidadanos?? esto está mal... el ESTADO se debe al PUEBLO, gracias a nosotros están arriba!...

aguante méxico!

aguante Chile!

saludos.

Se produjo un error en este gadget.