19/10/09

Elogio a la herejía

Hace meses que me encuentro con argumentos afines al pensamiento ateo y a la manera herética de mirar la realidad en un blog de uno de los personajes más entrañables de la creación literaria de nuestros tiempos, hablo por supuesto de la figura anarquica de José Saramago, creador de grandes satiras de la realidad como Ensayo sobre la ceguera y alegorías reformuladas del mito cristiano como El evangelio según Jesucristo. Y es que en el fondo, cada una de las palabras formuladas por Saramago, quien ha pasado de ser creador literario a ser un personaje de la realidad, están destinadas a encumbrar un respetable elogio de la escisión, es decir, una revitalización de la herejía como derecho fundamental humano.
No en vano Humberto Eco realiza una respetable crítica de Saramago y su proyecto de blog diciendo que: Saramago sigue alimentando su experiencia del mundo tal como desgraciadamente es, para revisarlo posteriormente con más serena distancia sub specie de moralidad poética. Y es que sus asertivas críticas no sólo se concentran en la dominación de las conciencias, que encarnan las religiones en el mundo - de una militancia ateísta dura, por cierto - sino que también se acercan a las maneras políticas y sociales de enajenación del mundo, sino es que todas ellas se interconectan para generar un verdadero caos cultural por la orbe.
De esta manera, para Saramago disentir se vuelve un derecho y a la vez una necesidad humana, no sólo en los ámbitos de la terrible historia religiosa, sino también en las mínimas estructuras sociales fundadas en la convivencia humana. Al fin y al cabo, la irreverencia de la herejía no es más que el reconocimiento del sentido común que tanto echamos de menos. Millones de niños muriendo sin probar alimento por todo el planeta, guerras y confrontaciones por objetivos de dominación, y la terrible alienación humana, son cuestiones que no deberían de permitirse, por lógica de funcionamiento y convivencia social. Pero ahhh tan humanos.

3 comentarios:

Klam dijo...

Un día compré El Evangelio según Jesucristo, me lo pidieron prestado antes de siquiera leer las primeras líneas. Nunca más lo volví a ver.
Me dejas la tarea de ver el blog, tu descripción lo hace irresistible.

Anónimo dijo...

Creo que eres un ser preciado y perfecto. Y conozco la razón por la que respiras a cada segundo... Jesús.

Anónimo dijo...

Creación perfecta

Se produjo un error en este gadget.