25/11/08

Todos somos ateos

En el sentido estricto de la palabra todos somos ateos. Veamos porque. Un ateo es aquella persona que no cree en la existencia de dios. Por lo tanto, todos los dioses del mundo son una falacia, una invención de las personas por superar su vacuidad.
Ahora bien, aquellas personas que creen en un dios dejan automáticamente de creer en los otros dioses del mundo. Porque una de las características de las religiones es su acaparamiento, ya que consideran que su creencia es la única, la original, la verdadera, la sagrada; mientras que las otras creencias y profesiones de fé son profanas.
Considerando que creer en un dios implica la negación de los demás dioses, podemor determinar que la acción de la religiosidad hacia una deidad implica un ateísmo hacia lo otros. Los cristianos por ejemplo, son creyentes en cristo y en todo el circo del cristianismo, pero son ateos respecto de todas las demás deidades del mundo.
Suponiendo que en el mundo existan unas 5 millones de religiones diferentes (esto por supuesto es mentira), los creyentes son ateos respecto de los 4999 dioses restantes. En este sentido los ateos suelen decir que están adelantados por un dios en su ateísmo, porque para ellos los 5 millones de dioses son farzas.

Foto: Macmanzana

2 comentarios:

E dijo...

gracias por el beso, y creo que estás enamorado... será?

un abrazo grande!

ARIEL - IXTLILXOCHITL dijo...

Respecto a la entra anterior: la muerte no solo se limita a la importancia que se le da al difunto. Las clases bajas son mas propensas a contraer enfermedades mortales y al emnor tratamiento de ellas, mientras que a los ricos, por su alimentación y preferecnaide los medicos hacia ellos, las enfermedades mortales no son tan comunes en la clase alta como en la plebe. Solo basta ver los casos de SIDA y cancer y veremos que son mas frecuentes entre los pobres.

Se produjo un error en este gadget.