29/6/08

El inicio de la religión

Freud menciona en El malestar en la Cultura, que: "En cuanto a las necesidades religiosas, considero irrefutable su derivación del desamparo infantil y de la nostalgia por el padre" que nuestro sentimiento oceánico ante el universo provoca [...] "La génesis de la actitud religiosa puede ser trazada con toda claridad hasta llegar al sentimiento de desamparo infantil" (Freud, 2005: 67)
Desde un punto de vista sociológico, por otro lado, la religión es una forma de cultura, de "conocimiento gratuito" del mundo, que adquirimos por el solo hecho de nacer en sociedad y que ha sido adherido por nuestros antepasados con base en su experiencia y con cierto tipo de conocimiento para explicar los fenómenos del entorno.
La religión, entonces, nace de la ignorancia del mundo por un lado, y del "sentimiento de criatura", ante la inmensidad del universo por otro. Entendiendo la religión como una de las posibles explicaciones míticas de la creación y del desarrollo posterior del mundo.
Entre otras explicaciones míticas nos encontramos con el cristianismo, el judaísmo, el islam, entre millones de creencias religiosas más. Sin embargo, estas creencias míticas se relativizan cuando comprendemos que:

-Toda creencia ha sido generada en un contexto histórico-social determinado, adoptando historias míticas y enseñanzas de su tiempo.
-Las creencias se han difundido con mayor o menor éxito por el mundo, algunas acomplandose de manera magistral con el sistema político de dominación de los estados-nación, compartiendo el monopolio del control de las conciencias y la coersión mediante la violencia directa.
-No hay creencia única y verdadera, de hecho, no hay religión original, ya que todas han sido creadas de argumentos comunes en su época, adoptando símbolos religiosos y elementos simbólicos del entorno en donde se acoplan.
-Finalmente, toda religión, como ha sucedido en el tiempo, se agota, su sistema de creencia y sus elementos de potencia simbólica sufren la erosión de su efectividad y llegan a perder su parte sacra para convertirse en guiones de historias fantasticas, como sucedio con las deidades griegas. Las religiones mueren irremediablemente cuando el sistema político que las sostiene cae también.
Cristianismo y capitalismo han hecho buena pareja en el control de los individuos, habremos de preguntarnos hasta cuando sobreviviran estos dos sistemas ideológicos.

3 comentarios:

El Nahual dijo...

Me parece que el cristianismo ha sido una religión muy adaptable a cada momento de la historia de la humanidad. Se adapto perfectamente a la sociedad esclavista romana, a la sociedad feudal europea y al capitalismo en el mundo moderno. Al parecer sólo los jerarcas católicos se preocuparon con las dictaduras de inspiración marxista que literalmente prohibieron la religión. De ahí en fuera, me parece difícil que el cristianismo como tal desaparezca tan fácil con la caída de un sistema de producción económico.

Las guarras dijo...

Carlos, estoy de acuerdo con vos en que el cristianismo y el capitalismo hacen buena pareja para controlar a los individuos.
Estaría bueno que se modernicen un poco los de la iglesia, y que se adapten a las nuevas mentalidades, porque todavía se habla de pecado como si estuviéramos en el paleozoico...eso me enferma bastante!
Un abrazo

Anónimo dijo...

Estimado, no parece ser un verdadero sociologo y peor aun, no parece dominar por lo menos, un poco, la teoria freudiana respecto de la religion. Le recomiendo se preocupe de averiguar sobre el relato de la hora primitiva en Freud, y con respecto a la parte social de la teoria psicoanalista, lea "Eros y civilizacion" de Herbert Marcuse. Quizas esas lecturas lo encaminen mejor...

Se produjo un error en este gadget.