12/12/07

Orden y desorden

El orden es una de las miles posibilidades del azar, en otras palabras, aquello que nosotros denominamos como orden, como la numeración continua de los dígitos (0,1,2,3,4,5,6,7,8,9) es solo una posibilidad entre millones para colocar estos números, aunque nuestra concepción lógica nos ha enseñado que ésta es una "ordenación correcta".
El orden aritmético se traslada también al mundo, de tal manera que el orden del mundo es un conjunto de jerarquizaciones y posiciones de las cosas entre un millón de posibilidades diferentes. Sin embargo le atribuimos al orden la posibilidad de eficiencia para aplicar cierto trabajo, por eso nuestras madres siempre están preocupadas porque mantengamos cierto orden en nuestras recamaras y que pongamos más cuidado al orden lógico-correcto que le demos a nuestra vida.
Si reconocemos que el orden sólo es una posibilidad entre millones, entonces podemos aceptar que cualquier rumbo que tome nuestra vida o la fijación de objetos a nuestro alrededor es correcto, en este caso el ordenamiento del siguiente espacio de trabajo es tan aceptable como aquel que se encuentra impecable.Ahora, después de justificar mi propio orden al que muchos llaman desorden puedo trabajar en paz.

3 comentarios:

VITOCHAS dijo...

Un buen blog, con opiniones discutibles, pero respetables, ¿por qué es prácticamente anónimo?

Casi somos colegas, yo soy politólogo.

Y bueno, la única desventaja u observación que haría, es que con tres blogs, no sé en cual escribes con más frecuencia. Esto porque el tiempo no es muy generoso conmigo, y no puedo leerlos todos.

Saludos desde el DF

Víctor

KIKKA dijo...

¡FELIZ NAVIDAD CARLOS!

acá en la mucha lucha,

te mando un abrazo bien grande.

Mariana dijo...

¡Exacto!

¡Vénselo a explicar a mi mamá! Es que cada que ve mi recámara le da el ataque y no entiende que de otra forma no encontraría mis cosas... jajaja...

¡Besos y muchas felicidades!

Mariana.

Se produjo un error en este gadget.