12/5/07

El capitalismo

El sistema de explotación capitalista que se ha extendido por todo el mundo tiene un funcionamiento vertical, donde las llamadas clases sociales tienen una función esencial y prioritaria para el sustento de las otras clases.

En tal caso, las clases pobres y trabajadoras son la base más importante del sistema, por que estas son las que le dan el sustento a las clases burguesas. Los trabajadores que buscan solventar su miseria con empleos mal pagados retribuyen mayores ganancias a la burguesía y además se vuelven en consumidores potenciales de las modas y gustos burgueses.

En este sistema es pues imposible pensar en erradicar la pobreza, si ésta existe es por que es funcional a la explotación capitalista. Sin embargo para calmar las protestas y las luchas de reivindicación social y humana, existente dos mecanismos de coerción del sistema, la religión y el ejercito o las policías nacionales.

La religión ejerce una coerción interiorizada por medio de la cual el pobre se declara así mismo humilde y pasivo, para buscar en el "cielo", las riquezas que se le niegan en la vida terrenal. Pero en caso de que los pobres se levanten en armas tenemos al ejercito, el cual reprime de manera infrahumana cualquier tipo de levantamiento para poder mantener al sistema intacto.

Al final de cuentas en la parte más alta del sistema se encuentra el dinero, como valor simbólico del poder de dominación de los unos sobre los otros. Desafortunadamente se tiende a tener una conciencia feliz que no nos deja mirar la explotación de la cual somos parte, por que en este sistema capitalista sólo existen los explotadores y los explotados, aunque se maquillen los segundos con nombres como clase media, pobres, pobres extremos, clase media alta, etc.

1 comentario:

Anónimo dijo...

desafortunadamente todos bucamos pertenecer a una clase social buena aun cuando vemos estos incovenientes de poder, se queda solo en la critica y nada más.

Se produjo un error en este gadget.