29/4/07

¿Eres hombre o mujer?

Ser hombre o mujer es más allá de un fenómeno biológico es ante todo un hecho social. A ver, a ver, antes de que me nieguen esta afirmación, voy a discernir por que, y para tal motivo usare el concepto de género.
El género articula tres instancias básicas para observar las construcciones sexuales en la sociedad, estas instancias se resumen de la manera siguiente:

Si somos hombres o mujeres no es porque tengamos pene o vagina, sino por la rotulación que se nos otorgo por el aspecto físico de nuestros genitales; aspecto que en algunos casos es erróneo. Como por ejemplo con los transexuales o con los individuos que tienen un pene interno y son rotulados como niñas por no poseer el miembro.

La rotulación de sexo otorgada determina la experiencia como niño o niña que se comienza a vivir en el lenguaje y permite la identificación identitaria como miembro del grupo de los niños o niñas. De esta manera los niños comienzan a identificarse con carros, espadas y pistolas; mientras las niñas usan muñecas y vestidos para divertirse.

Una vez adquirida la identidad del genero la sociedad tiene preparados ciertos valores, roles y estereotipos para cada grupo de individuos diferenciados ahora no solamente por vagina o pene, sino por toda una construcción social. Las exigencias se vuelven especificas, necesarias y en algunos casos obligatorias, al punto de considerarse como naturales. ¿Es natural qué las mujeres se embaracen y por lo tanto deban de cuidar a sus hijos, mientras que el hombre salga a trabajar para mantener a su familia?

La rigidez de estas estructuras es fuerte aunque a decir verdad existen ciertas anomalías en el funcionamiento y factores que determinan la liberación de los cuerpos en algunas raras ocasiones.

A fin de cuentas lo que deberíamos de valorar es que entre hombres y mujeres hay mas similitudes que diferencias, por que las distinciones, sean las que sean finalmente solo sustentan la exclusión.

1 comentario:

Mariana dijo...

Bueno, pues yo trabajo en el PUEG de la UNAM, estaría chido tenerte por acá en alguno de los eventos que nos da por organizar... nomás se me ocurrió, disculpe usted por pensar en voz alta.

Se produjo un error en este gadget.