19/2/07

Erotización de los espacios públicos

Este fin de semana tuve la oportunidad de presenciar dos espectáculos de entretenimiento, el primero de ellos un evento de lucha libre en donde se enfrentaron luchadores mexicanos como Místico Y Shoker; el segundo espectáculo fue el partido de fútbol entre los equipos de Toluca y América.
Bueno este post no es para presumir mis insanas diversiones sino para hablar un poco acerca de la erotización de los espectáculos públicos. Seguramente usted, estimado lector (a), a mirado más de una vez los anuncios espectaculares en las carreteras en donde se explota continuamente la imagen erótica de la mujer, con anuncios de mujeres es diminuta lencería, o en ocasiones en sugerentes posiciones.
Y es que tanto en la publicidad, como en los espectáculos públicos la imagen de la mujer es comúnmente usada para atraer público, en este caso, del sexo masculino. Las mujeres en poca ropa desfilando por el estadio de fútbol o por los alrededores de la arena de lucha libre, o por las carreras de autos, o en cualquier tipo de exposición o espectáculo es cosa de todo los días.
La publicidad juega muy bien con el Eros humano, el cual, según Freud se queda irremediablemente enclaustrado en nuestro inconsciente, reprimido y repudiado socialmente, el deseo y la erotización son cuestionen inmanentes tanto al hombre como a la mujer. Sin embargo la publicidad hace uso de este elemento de atracción y consumo mediante chicas vestidas con poca ropa (y no soy para nada un puritano), que en todo caso sólo son una especie de objeto de consumo comercial.
Y es que el problema no es la cuestión del erotismo por sí mismo, sino que la publicidad desde hace un tiempo ya, establece los parámetros de consumo con anuncios cada vez más erotizados con el único fin de comercializar y vender más un producto, aunque la consecuencia de estas acciones sean al mismo tiempo la cosificación de la figura femenina.
Aunque esta estrategia también puede ser usada de manera inversa, como en el siguiente anuncio de gandhi.

2 comentarios:

Mariana dijo...

Últimamente y por cuestiones que me causa dolor recordar he estado pensando en eso... en cómo se explota el eros para hacer consumir a la genta. Al parecer funciona, si no... no se seguiría haciendo... ¿qué falta en nuestras almas para que el ser humano sea susceptible a la publicidad basada en el cuerpo? ¿Qué? ¿Me veo muy moralina? Déjame pensarlo un poco tal vez sí...

KIKKA dijo...

A mi no me importa, siempre y cuando no sean fotos grotescas

el problema son los niños y niñas

un rotundo NO, por los infantes

Se produjo un error en este gadget.