29/11/06

La protesta de Calderón

¿Porqué tanta terquedad del espurio por tomar protesta en San Lázaro?

Los panistas continuamente hacen referencia a la obligación legal que el acto protocolar obliga a realizar para recibir la investidura presidencial; yo me pregunto porqué no evocaron la tan ansiada legalidad cuando Fox violo los estatutos jurídicos electorales para hacer franco proselitismo a favor de Calderón; o porqué no lo hicieron en el caso de los Hijos de Marta Sahagún, o en el caso del FOBAPROA, o en…

Otro argumento de la derecha, es que el país podría quedar en ridículo frente a los ojos de los invitaos especiales a la toma de protesta de Calderón. Para nuestros distinguidos político panistas es más importante la imagen que puedan vender en el extranjero y a los invitados especiales, que el orden y la armonía interna; mientras el país se está fregando hay que sonreírle al mundo y aparentar normalidad; farol de la calle y oscuridad de tu casa.

Sociológicamente, la lucha empecinada por tomar protesta en San Lázaro es una lucha por la legitimación del poder que carece de ella, a través de uno de los símbolos importantes del presidencialismo instituido por el priísmo, la entrega de la banda presidencial y el rendimiento de la protesta en el estrado de la tribuna del congreso de la unión.

Sí pudiéramos comparar esta ceremonia con los ritos de iniciación de los chamanes en las tribus arcaicas; el traspaso del poder en la tribuna congresista significaría, la transmisión del poder soberano del presidente, el traspaso del bastón de mando representado por la banda presidencial.

Sin embargo, poco de soberano tiene el poder presidencial engendrado en un personaje como Fox, y sumémosle a esto la legitimidad que brilla por su ausencia en el próximo intento de gobierno de Calderón; mezclados ambos elementos en un escenario de protesta pública y de los propios congresistas de la oposición, la próxima toma de protesta de Calderón está destinada hacer todo un reality show televisivo.

1 comentario:

elpaya dijo...

Un saludo resistente

Se produjo un error en este gadget.